5 PREGUNTAS

Escrito por ministeriolxc 15-08-2008 en General. Comentarios (0)

5 Preguntas clásicas

Por: Rodrigo J. Roca

http://ministeriolxc.blogdiario.com/img/logolxc.jpg

 

 

 

Desde hace mucho tiempo que el hombre se ha planteado muchas dudas acerca de su existencia, acerca del por qué de su existir, del propósito acá en la Tierra, en fin muchas dudas se han ido sembrando hasta volverse una nebulosa confusa, que pretende empañar la Verdad.

Es así como surgen estas 5 preguntas clásicas de las personas que no conocen esta Verdad:

 

1)       ¿Existe Dios?

Cuando pensamos en una teoría práctica y lógica para explicar la existencia de la Tierra, surgen dos teorías: La evolución y La Creación. La teoría evolutiva plantea que todo el Universo se creó por casualidad, por azar, por el destino. Los mismos científicos no se pueden explicar este llamado “destino”. Esta teoría es tan absurda, que plantea que somos creación de la suerte. Hoy en día se puede crear vida, a través de descargas eléctricas y algunas combinaciones químicas, pero lo que nadie se da cuenta es que para que esto suceda es necesario una acción externa, es decir, una persona, alguien del exterior que accione este paso; es decir, no puede hacerse por sí solo. En el caso que existiera una evolución, entonces se necesitaría una Obra externa (no puede ser otro que Dios)

Por otro lado, cada parte de la Creación de Dios, escrita en la Biblia, se la puede demostrar científicamente. Es así que tenemos que creer en la evolución implica una fe mayor y absurda, en vez de creer con una fe lógica y racional que nuestro Dios Todopoderoso creó todo el universo y la vida existente (Génesis 1:1-2)

 

2)       ¿Qué es lo que soy realmente?

Como analizamos en la Palabra de Dios, nosotros somos su máxima creación, ya que se tomó el trabajo de hacernos. No simplemente dijo: Hágase y se hizo. Esto requirió un esfuerzo, es decir, le puso empeño para que su creación fuera a su imagen y semejanza (Génesis 1:26). Nos dio autoridad para gobernar la Tierra, para ejercer dominios sobre cada criatura del mundo. Lastimosamente, entró el pecado en el hombre y es por eso que nosotros dejamos de ser gobernadores y pasamos a ser gobernados del pecado, de la maldad, de toda iniquidad del mundo. Desde el momento en que empezamos a Caminar en Cristo Jesús, dejamos de ser esclavos y somos considerados Hijos del Rey de reyes y herederos en Cristo (Gálatas 4:7)

 

3)       ¿Tengo un propósito acá en la Tierra?

Cada persona que habita en este mundo tiene un propósito para su vida; todas las personas están en los planes de Dios, pero son muy pocas las que hacen caso a su llamado (Apocalipsis 3:20).

Muchos de nosotros pasamos la vida buscando llenar ese vacío de nuestros corazones, un vacío que solamente se puede llenar con un Dios Vivo, un Dios real. Hay una promesa para nuestras vidas, aprovechémosla (Gálatas 3:13:14)

 

4)       ¿Qué tan real es Dios?

Dios es tan real como nuestra fe nos lo permita. Que nosotros creamos o no en Dios, no impide que Él existe y actúe a favor de las personas que sí creen en Él. Como seres humanos, Dios nos creó a su imagen y semejanza, nos dio autoridad para señorear y juzgar la Tierra, es decir, permitió que nosotros tengamos la autoridad de ser dueños y señores de la Tierra (Génesis 1:26). Dios hizo al hombre con un cuerpo, un alma y un Espíritu. Dios es Espíritu y necesita un cuerpo para ser un ente legal en esta Tierra. Es por eso que no puede actuar en nuestra vida, si no se lo permitimos. De la misma manera, la maldad es espíritu, por eso que depende de nosotros darle legalidad para que actúe en nuestra vida. Es así como necesitó de un cuerpo para tentar y hacer pecar al hombre (Génesis 3:1).

Si nosotros le damos legalidad a Dios para que actúe en nuestras vidas, es decir, permitimos que sea Él quien empiece a controlar nuestras vidas, podremos tener un Dios cada vez más real.

 

5)       ¿Dios es justo?

Muchas personas pensarían que tenemos un Dios injusto, debido al hambre, a las guerras, a la maldad que hay en el mundo. ¿Por qué permite esto nuestro Dios? Sencillo: por el libre albedrío, la capacidad de decidir qué hacer y que no hacer. Cada ser humano es responsable de sus actos, por más que no los cometa directamente. Es así como por un hombre, entró muerte y dolor a toda su descendencia (Romanos 5:12). Es así como podemos declarar que si de nosotros dependiera, todos ya estaríamos condenados. Debido a que tenemos un Dios justo y, sobre todo, misericordioso, es que tenemos la oportunidad de vivir y vivir con abundancia, por toda la eternidad (Filipenses 2:5-11). Jesucristo es el mejor ejemplo de la justicia y piedad de Dios para nuestras vidas, es un ejemplo vivo de que sí existe un Dios Todopoderoso que nos ama y que espera que nosotros empecemos a confiar en Él; pero especialmente, espera que vivamos acorde a su Palabra.