LA LLUVIA DE DIOS

Escrito por ministeriolxc 05-11-2008 en General. Comentarios (5)

Por Rodrigo J. Roca

Los grandes hombres de Dios, a lo largo de sus vidas, han tenido que atravesar pruebas tremendas. Las pruebas en nuestras vidas son como desiertos, tiempos de soledad que nos ayudan a madurar emocional y espiritualmente.

Muchos de nosotros somos sustentados en estos tiempos con raciones pequeñas de fé.
Cuando Dios empieza a hablarnos, manda una lluvia de su Espíritu que nos fortalece, nos ayuda a sobrellevar las cargas más pesadas y nos transporta de victoria en victoria.

La lluvia de Dios es sinónimo de fortaleza, de entrega, de constancia, de fe puesta a prueba.
La lluvia de Dios cae cuando nosotros empezamos a depender caa vez más de Dios y no de nuestros propios pensamientos, sueños, anhelos.

La lluvia de Dios cae cuando empezamos a hacer oración constante y entramos en adoración y alabanza a Él. Cuando tenemos intimidad con Dios, Él derrama la lluvia sobre nuestras vidas.

Si quieres lluvia de Dios en tu vida, empieza a clamar a Jesús, desarrolla una relación más íntima con Él y verás bendiciones y victorias en tu vida.

¿QUÉ ESPERAS?