Predicas del Ministerio LxC

cristo

EL PODER DE DIOS, ¿MITO O REALIDAD?

Escrito por ministeriolxc 26-06-2009 en General. Comentarios (13)

http://ministeriolxc.blogdiario.com/img/logolxc.jpg

Por: Rodrigo J. Roca

 

 

Hoy deseo hablarles de un tema un tanto conflictivo dentro del cuerpo de Cristo, es decir, la Iglesia del Señor. Muchos ven y estudian acerca de los grandes hombres que cambiaron la historia de las naciones en la Biblia y el Poder que operaba Dios a través de sus vidas.

 

Muchos de nosotros nos preguntamos si esto era real o lo pusieron simplemente para que vivamos maravillados de las cosas que otros pudieron lograr “místicamente”.

 

La realidad es las historias y enseñanzas bíblicas están todas cargadas del Poder de Dios. Mares partidos en dos, murallas impenetrables derribadas, milagros, sanidades, etc. Son algunas de los millares de señales y prodigios que se hicieron en el nombre de nuestro Señor.

 

¿Por qué hoy no es usual que los hombres de Dios en estos tiempos hagamos grandes cosas? Simple: Dejamos de creer. Creemos en Dios, pero no le creemos a Dios.

  

Hebreros 12:12-29 nos da una lección importantísima acerca del principio del poder de Dios para nuestras vidas.

 

Verso 12-13: Nos  manda a levantarnos y seguir adelante.

Verso 14-17: Nos habla de la importancia de la santidad en nuestra vida para poder conocer a Dios íntimamente.

 

Verso 18-21: Nos habla del Monte Sinaí, el lugar donde Moisés hace pacto con Dios. Esto es el símbolo de una vida de religión, de una vida marcada por la tradición. Claramente estos pasajes hablan que al momento en que nosotros empezamos a conocer a Cristo, no nos metemos en una religión organizada ni somos parte de una serie de dogmas místicos.

 

Verso 22:24: Esta serie de versos son claves. Aquí habla (curiosamente en tiempo pasado) que nosotros ya nos habemos acercado al Monte Sión, la ciudad donde habita el mismísimo Dios, el Palacio del Rey de reyes, a Jesucristo mismo. Desde el momento en que aceptamos a Cristo en nuestros corazones, Él nos ha dado la potestad de meternos en su Reino. ¿Sabías que es lo primero que Jesús habló cuando comenzó su ministerio? “Arrepentíos, pues el Reino de los Cielos se ha acercado”. Todo se resume en el Reino de Dios El Monte Sión es el lugar sobrenatural donde Dios quiere pasar tiempos con nosotros. El lugar de alabanza y adoración, intercesión, vidas cambiadas, milagros señales y prodigios.

 

Verso 25-26: Habla sobre la importancia de tomar estas palabras y no desecharlas de nuestro corazón, ya que el mismo Dios es Dios sobrenatural, capaz de transformar todo a nuestro alrededor.

 

Verso 27:29: Nos alienta a que empecemos a vivir bajo los principios de un Reino Eterno acá en la Tierra, sirviéndole con nuestra vida misma en temor y reverencia, porque Dios es fuego consumidor, capaz de transformar y quitar nuestros pecados, maldades y llenarnos a vivir en nuevos niveles de santidad, revelación y autoridad espiritual y material.

 

Este es el principio más tremendo para vivir una vida exitosa, una vida llena del Poder de Dios, una vida que ayude a cambiar la historia de nuestra generación.

¿Te animas a empezar a vivir bajo el poder de Dios? Solamente esto determinará el destino de nuestra generación, el destino de nuestros hijos y nietos, si es que el Señor no viene antes.

 

Viví La Palabra de Dios, camina por fe, ora, alaba y adora a Dios y serví en su Obra, ya verás los grandes milagros que Dios operará a través tuyo.

 

FE - Pensamiento Corto

Escrito por ministeriolxc 10-10-2008 en General. Comentarios (1)


Por: José Manuel Mercado

Para los que cultivan una fe viva en Jesucristo, las penas y pruebas de la vida son siempre menores. Siempre las hay, pero las sobrellevan sabiendo que Cristo está conellos. Las luchas de esta vida las sufren todos, los buenos y los malos, perolos que tienen su fe en Cristo triunfan sobre ellas.

No es que uno sea un favorito de Dios o un privilegiado, pero el cristiano genuino sabedesarrollar una fe viva, un carácter sólido, una esperanza inconmovible einquebrantable en Cristo. Cualquier ser humano puede tener esa misma calma enmedio del dolor cuando Cristo es su dueño y Señor.

Abrámosle nuestro corazón y nuestra mente a Dios. Démosle nuestra voluntad. Rindámosle nuestra vida entera, y comenzaremos a experimentar y a vivir una fe viva quevence al mundo y a sus dolores y problemas. Cristo quiere ser hoy nuestroSalvador.