EL MANTO DEL AVIVAMIENTO

Escrito por ministeriolxc 10-05-2009 en General. Comentarios (9)


Por: Rodrigo J. Roca

 A lo largo de toda la Palabra de Dios hemosvisto cómo grandes hombres de Dios han impactado y cambiado su generación.Tanto reyes como sacerdotes, pobres como ricos han tenido algo en común: susmantos.

Todos los hombres de la antigüedadutilizaban diferentes tipos de manto, que iban desde cobertura tanto del fríocomo del calor hasta simbología de un linaje sacerdotal o real.

Lo mismo sucede con los donesespirituales sobre las Iglesias. Dios cubre con mantos o dones a sus diferentesiglesias.

En la actualidad, Dios ha ido derramandomantos diferentes sobre cada una de las Iglesias de nuestro Señor Jesucristo:

-        El manto de David (Adoración yalabanza)

-        El manto de José (Autoridad yProsperidad)

-        El manto de Elías (Milagros)

-        El manto de Salomón (Sabiduría yConocimiento)

-        El manto de Isaías (Profecía)

-        El manto de Moisés (Liberación)

-        Y muchos más…

Cada uno de ellos funciona dentro de lascongregaciones y han estado allí desde incontables años, desarrollándose yperfeccionándose para alimentar a sus congregaciones.

Pero hay un manto que une todos y cadauno de los aspectos de los mantos antes mencionados. Es un manto poderoso quefusiona cada uno de los dones que Dios ha repartido a su Iglesia y es sin lugara dudas el manto de Jesús (Lucas 8:44)

Las iglesias son miembros de un Cuerpo,que tejen sus dones y los hacen uno para cubrir el cuerpo de cuya cabeza esJesucristo (1 Corintios 12:12-31)

Cuando Jesucristo es manifestado através de una Iglesia unida (sin doctrinas ni denominaciones) es cuando SuManto se derrama de forma poderosa. Su manto se resume en la manifestaciónplena del Espíritu Santo.

No estoy diciendo que las denominacionessean malas, sirven cada una para enseñar a los miembros del Cuerpo de Cristodiversas áreas de acción para ser efectivos en la tarea que Dios nos ha llamadoa desarrollar como Cuerpo. Pero en el momento en que dejamos de lado eso y nosunimos para rendirle el Honor y la Gloria a la Cabeza, que es Jesucristo, entonces la Presencia misma de Diosdesciende sobre la Iglesiade Dios (unida sin otro propósito que buscar de Su Presencia)

Es exactamente lo que pasó en Hechos 1 y2 con los primeros cristianos en el Aposento Alto.

Es exactamente lo que pasó con el GranAvivamiento en la Calle Asusa en 1906.

Es exactamente lo que pasó conGeneración del Reino este 30 de Abril de 2009.

La Iglesia se unió y losdones se han empezado a manifestar. Estamos comenzando a vivir un avivamientoentre los jóvenes de mi país, tan tremendo que pronto se expandirá entre lasnaciones. El Avivamiento tan esperado de tu nación depende de cuán unida esté la Iglesia del Señor paramostrar al mundo el poder del manto de Jesucristo.

Cuando las denominaciones se olvidan porun momento de sus doctrinas y piensan en Jesucristo como cabeza de la Iglesia, entonces lascosas sobrenaturales suceden.

Cuando las iglesias se ponen de acuerdoy buscan unánimes la Presencia de Dios, El Pentecostés de los últimos tiempossucede.

Es tiempo que empieces a orar por launidad de la Iglesiadel Señor. ¿Qué esperas?

Dios te está llamando a ser parte dequizás el último gran Avivamiento de nuestros tiempos. De ti depende si lo vesdesde la comodidad de tu vida o lo vives desde dentro, siendo alguien que pongasu nombre en la Historia.