Predicas del Ministerio LxC

BAJO EL YUGO DE SATANÁS

Escrito por ministeriolxc 25-06-2008 en General. Comentarios (3)


Bajo el yugo de Satanás

Dirigiéndose a una convención mundial de demonios, Satanás les dijo:

En tanto en cuanto los cristianos permanezcan unidos a Dios, no tenemosningún poder sobre ellos. Por tanto esto es lo que quiero que hagáis:

1.     Mantenedlos ocupados en cosas noesenciales

2.     Tentadlos para que gasten demasiadoe incurran en deudas

3.  Haced que trabajen largas horaspara que lleven estilos de vida vacíos

4. Disuadidlos de que tengan tiempofamiliar, pues cuando se desintegran las familias no hay refugio después deltrabajo

5.     Estimulad con fuerza sus mentescon televisión y ordenadores, de modo que no puedan oír cuando Dios les hable

6.    Llenad sus mesitas y susestantes con revistas y periódicos, de modo que no tengan tiempo para leer la Biblia

7.   Llenad sus buzones con ofertas,promociones y esquemas para hacerse ricos de manera rápida. Mantenedlos a labúsqueda de cosas materiales

8.  Poned modelos seductores en la TV y en las portadas de lasrevistas, para que se centren en las apariencias externas. Así se sentiráninsatisfechos consigo mismos y con sus parejas

9.  Aseguraos de que las parejasestén demasiado agotadas para tener relaciones íntimas. Así se sentirán tentadosa buscar en otra parte

10.Haced resaltar Santa Claus y losdulces de Pascua. De esa forma los apartaréis del significado real de estasfiestas

11.Comprometedlos en buenas causas“para que no tengan tiempo para las eternas”

12.Hacedlos autosuficientes.Mantenedlos tan ocupados trabajando con sus propias fuerzas que nunca experimentenel poder de Dios en ellos

¡Os prometo que esto funcionará!”

 
¿Entiendes la diferencia entre estar ocupado ytener éxito?

A veces, estar ocupado significa: ¡estar bajo el yugo de Satanás!

 Romanos 12:2: “No os conforméis a este siglo...”

 

De “La Palabra para hoy”. Devocional

EL MANTO DE COLORES

Escrito por ministeriolxc 20-06-2008 en General. Comentarios (17)

EL MANTO DE COLORES
Por: Rodrigo J. Roca


Al ir conociendo a Dios, encontramos muchas claves sobrenuestro propósito, para lo cuales hemos venido a este mundo.

Es justamente cuando empezamos a conocer a Dios, que todocobra sentido en nuestra vida. Algún ateo decía: “Siento que todo lo que he hecho,significa nada para mí, pues no he descubierto todavía el propósito para locual estoy aquí. Si realmente descubriera mi propósito, siento que recién ahícomenzaría a vivir”

 Al empezar a conocer La Palabra de Dios, salta un personaje que realmentees digno de estudiar. Se trata de José. (Génesis 37 hasta el capítulo 50)

 José, el hijo menor de Jacob, apegado a su padre, no muybueno para el campo, amado por su madre y odiado por sus hermanos. Estejovencito sería el típico hijito menor dentro de cualquier familia, no es así?
 Pues bien, este jovencito no tenía mucho de especial paralos demás, excepto para sus padres y, sobre todo, para Dios.

 A la edad de 17 años, Jacob regala a su hijo un manto demuchos colores. En esa época un manto de esos, era dado para nobles y reyes.José no era nada de eso, sino un simple pastorcillo de ovejas. Con ello,empieza a recibir sueños y visiones acerca de su futuro, un futuro lleno debendiciones y éxito en todo.

 Nuestro Padre Celestial nos da una identidad, nos quiere darel inicio de una vida de éxito, es por eso que nos empieza a dar la entradahacia su reino, cambiando nuestras vestiduras. Ya no tenemos vestidosharapientos o sucios, sino que en Cristo, cada uno de nosotros tenemos mantos,túnicas, vestidos de reyes y reinas.

 Al empezar a caminar con un plan especial, es lógico que lasdemás personas, muchas veces, incluso las que más queremos, intenten ponertropiezo para nuestro andar. Así como hay un Dios, así también hay fuerzasdiabólicas que quieren impedir el cumplimiento de nuestros propósitos en esteplaneta.

 A José le pasó exactamente lo mismo. Sus hermanos, al verque él empezaba a soñar, decidieron eliminarlo y el primer intento por matarsus sueños, es despojarlo de su túnica de colores, su linaje, su identidad. Esasí que sabemos que lo venden como esclavo y lo envían a Egipto.

 Egipto, el desierto es sinónimo de las pruebas, de lasluchas, de las batallas y guerras que tenemos que pelear para conquistar cadauno de los sueños que Dios ha derramado sobre nuestras vidas, el plan perfectoque Dios ha diseñado para ser felices.

 Muchos de nosotros venimos a los pies de Dios y hemosescuchado que con entregar nuestra vida a Cristo, ya todo es color de rosa, yeso no es completamente cierto.

 Muchos de nosotros hemos experimentado todo lo contrario.Por un lado, muchas áreas de nuestras vidas empiezan a cambiar para bien, perovienen pruebas con cada una de ellas. ¿La razón? Simple: Crecer y madurar paraseguir cosechando las bendiciones de Dios. Al fin y al cabo, lo único gratis enla vida es nuestra Salvación.

 José experimentó pruebas terribles a lo largo de su estadíaen Egipto. Primero fue llevado como esclavo, luego fue vendido a Potifar, unalto funcionario del Faraón. Luego fue echado a la cárcel injustamente y vivióallí por muchos años

 Una de las características de Dios, es que para todo tieneun plan bien diseñado. ¿Sabías que la palabra “crisis” y “oportunidad” suenanigual en japonés? (KIKI – KIKAI)
 Dios usa la crisis y las transforma en oportunidades.
 José aprovechó cada uno de estos tiempos. Cuando fue esclavode Potifar, fue prosperado hasta ser el mayordomo de la casa. Cuando fue echadoa la cárcel llegó a ser el encargado de las celdas.

 Las pruebas y luchas son escalones que nos impulsan paraconseguir bendiciones. En la medida que vamos escalando dichas pruebas, luchas,es que vemos cómo áreas de nuestras vidas son tratadas y mejoradas, para queasí podamos estar preparados para recibir bendiciones mayores.

 El final de la vida de José es increíble, bueno, paranuestro pensamiento. José es llevado delante del faraón, halla gracia y espuesto como cabeza de todo Egipto (una especie de vicepresidente).

 No solamente eso. Adquiere ropas reales, calzados reales yun anillo que le distinguía entre los demás.
El sueño de José no afecta solamente su vida, sino que sirvepara bendecir a todas las naciones que están a su alrededor, sirve parabendecir a todo su pueblo y por consiguiente, a todas sus generaciones.

 Quizás Dios te haya comenzado dando un manto de colores, elinicio de tus sueños, pero no dudes en que Dios tiene un plan mucho mayor paratu vida. Solamente tienes que estar atento, disponer tu corazón para servirlosiempre y sobre todo, tener la seguridad que pese a los problemas, pese a lasdificultades, pese a todo lo que Satanás quiera hacer para impedir tu propósitoen esta vida, Dios tiene cuidado de ti, Dios te ayuda y te consuela para quepuedas ser feliz y cumplir el Plan Perfecto de Dios.

TUS SUEÑOS NO SON LOS MÍOS

Escrito por ministeriolxc 12-06-2008 en General. Comentarios (1)

Por: Rodrigo J. Roca

Muchos de nosotros, cuando aceptamos a Jesús en nuestro corazón, creemos que por ello todos nuestros planes, nuestros sueños, nuestros propósitos, nuestro futuro pensado, lo tiene que cumplir Dios.

Y es que vemos a Dios como el hada madrina que está a nuestra disposición, cada vez que necesitamos de sus favores. Esto en la vida real no funciona de esa manera.

A veces, podemos ser grandes hombres y mujeres de Dios, pero tenemos nuestros propios planes, nuestros propios deseos, nuestra propia manera de ver nuestro futuro. Todo esto gira en el yo. Nos enfocamos en cómo las cosas tienen que beneficiar nuestras vidas, cuando en realidad Dios no quiere solamente eso, sino quiere que de nuestras bendiciones, nosotros podamos impactar vidas y bendecir a muchos más.

En la Biblia se muestra por ejemplo a Jonás, un gran profeta de Dios, que quizo hacer su Voluntad, antes que la de Dios. ¿No era un varón santo, un profeta que hablaba por Dios? Claro que sí.

¿Entonces qué pasaba? Simple: Como todos nosotros, él tenía su corazón y su mente y no estaba alineada a los planes de Dios.

Jonás tuvo que pasar un buen tiempo dentro del estómago de un gran pez, para relfeccionar sobre sus prioridades y las cambió. Fue justo allí donde las cosas empezaron a cambiar.

La Palabra de Dios nos dice en Isaías 55:8 "Porque mis ideas  no son como las de ustedes,  y mi manera de actuar  no es como la suya" (DHH)

 Cuando empezamos a dejar que Dios ponga SUS ideas, SUS planes, SUS sueños en nuestra vida, entonces viviremos de manera espectacular, diferente, sobre todo, feliz.

La vida cristiana no se trata de cumplir MIS planes, sino los planes de DIOS.

¿Cómo saber cuándo los planes son de Dios?
- Cuando el resultado no nos beneficia solamente a nosotros, sino a muchos otros
- Cuando da mucho fruto para bendecir vidas
- Cuando nuestros sueños no se tratan de nosotros, sino de los demás.
- Cuando al final, nos sentimos felices y satisfechos con ellos

¿Te das cuentas? Los planes de Dios son para nosotros bendecir a otros.

Esto no significa que Dios nos quiera que seamos mediocres o pobres, todo lo contrario, esto nos lo da Dios para que nosotros sigamos bendiciendo a otros.

Si hasta ahora has hecho planes para tu vida solamente, es tiempo que empieces a pedir la Voluntad de Dios para tu vida.

Te animas a dejar que Dios ponga SUS sueños y SUS planes y SUS Propósitos en TU vida?


TIEMPO DE VINO NUEVO

Escrito por ministeriolxc 04-06-2008 en General. Comentarios (2)
Por: Rodrigo J. Roca

Cuando recordamos el primer milagro de Jesús, es decir, el día de las bodas de Caná de Galilea (Ver Juan 2:1-11), realmente no vemos lo que sucedió realmente.

Primero: Las tinajas donde se suscitaron el primer milagro de Jesús estaban vacías.
Jesús manda llenar las tinajas que se encontraban vacías.

Segundo: Son llenadas con agua. Si nos ponemos a pensar en la cantidad de agua que esto significaba, se trata mas o menos de 300 litros. ¿De dónde sacarían en tan poco tiempo esa cantidad de agua? Pues no la sacaron en poco tiempo. Los lugares de abastecimiento de agua, no se encontraban tan cerca de las casas, por lo que se estima que los empleados tardaron alrededor de 3 horas en acarrear los 300 litros de agua.

Tercero: El agua fue transformada en vino.

Entonces, la aplicación práctica para nuestras vidas, es la siguiente:

Nosotros somos esas vasijas.  Como vasijas, nosotros tenemos la capacidad de almacenar cosas dentro de nuestros corazones, tanto para bendición, como para maldición.
 
Tenemos que vaciar nuestro corazón. Solamente teniendo una vasija vacía, podemos asegurarnos que seremos llenados de cosas que edifiquen nuestra alma y nuestro espíritu. Con un corazón vacío, estamos declarando que ya no confiamos en nosotros, que nuestra dependencia proviene del Espíritu Santo.

Tenemos que ser llenos del Espíritu Santo (símbolo del agua). El hecho de tener tinajas o vasijas llenas, significa una vida llena de Dios, llena del amor del Padre, lleno del carácter de Jesús, llenos de la Presencia del Espíritu Santo.

Nuestra vida entonces se transformará por el Poder de Dios y Él derramará vino nuevo en nuestras vasijas llenas del Agua de Vida, del Agua de Dios, cambiando nuestras situaciones,  poniendo confianza, alegria y gozo en nuestras vidas, para continuar siempre hacia adelante, para impactar a las personas a nuestro alrededor, para ser felices.

¡Clama al Señor por vino nuevo para tu vida! Empieza a entrar en el tiempo sobrenatural de Dios.