Predicas del Ministerio LxC

CONSEJERÍA VIA MAIL

Escrito por ministeriolxc 28-04-2008 en General. Comentarios (4)
Si deseas recibir consejería sobre temas específicos, puedes escribirnos al siguiente e-mail:  ministerio_prejuvenil@hotmail.com

Con gusto responderemos a todas tus inquietudes.

Dios te bendiga

EL TIEMPO SE ACERCA

Escrito por ministeriolxc 25-04-2008 en General. Comentarios (1)
Quienes han leído el Antiguo Testamento, quizás han pasado tiempo tratando de descifrar muchas cosas vividas por el pueblo de Israel.

Un viaje que tardaría normalmente un par de semanas, se transforma en 40 años de desierto y caminatas en círculos.

Un pueblo incrédulo, que a pesar de la mano poderosa de Dios, siempre se desvía.

Mandatos acerca de exterminar todo lo que viva o esté en la Tierra Prometida, no importando lo valioso o "indefenso" que parezca.

Quizás nunca lo vemos de esta manera, pero existieron motivos muy fuertes por las cuales el pueblo de Israel atravesó el desierto por 40 años.

Primero, había una generación religiosa, metida en sus tradiciones, sus creencias, sus ritos, tan acostumbrada a sus cosas, que a pesar de ver la Gloria de Dios, tarde o temprano volcarían su corazón hacia el pecado.

Si nos ponemos a pensar, de 600,000 hombres del pueblo de Israel, solamente dos entraron en Canaán: Josué y Caleb. Aunque la Palabra no lo dice claramente, ellos eran de los más jóvenes ayudantes de Moisés y en sus corazones estaba el agradar a Dios.
Por otro lado, toda una nueva generación de jóvenes y personas pulidas, sanadas en sus corazones, fue la que usó Dios para entrar en la Tierra de Canaán y así poder conquistarla.

Solamente cuando nuestro corazón es purificado, sanado, y empezamos a confiar plenamente en Dios, El Señor clama en voz alta para nosotros: "¡Es tiempo, ve, conquista y toma la Tierra que tienes por posesión!"

(Leer Éxodo y Deuteronomio)

Dios no puede darnos ciertas bendiciones, porque si nuestro corazón no está de acuerdo a la visión que Él nos ha dado, a Su Perfecta Voluntad, entonces no podemos tener dichas bendiciones, pues esas bendiciones podrían convertirse en maldiciones y destruirnos.

Ejemplo: Si Dios nos quiere hacer ricos y famosos, pero nuestro corazón no está preparado y llegáramos tener esa "bendición" fuera de tiempo, entonces con certeza nos apartaríamos de su Voluntad y caeríamos en soberbia, en orgullo y nos alejaríamos de Dios.

Querido lector, Dios ha prometido levantar una generación purificada por fuego de Su Espíritu.
Dios ha prometido un ejército de jóvenes, hombres y mujeres, santificados por la Sangre de Cristo, que son los que arrebatarán miles de vidas desde el mismísimo infierno, trayéndolos a la Luz de Jesucristo.

Si sientes que estás atravesando todavía el desierto, es tiempo que empieces a confiar en Dios; es tiempo que cobres fuerzas y quizás tengas que pelear muchas batallas más, ya no confiando en tus propias fuerzas, sino en la  mano Poderosa de Dios.

Solamente así estarás preparado para recibir tus bendiciones, todos los sueños, visiones, propósitos que Dios ha derramado sobre tu vida.

Si sientes que ya estás preparado, pero, quizás te has acomodado a una vida tranquila, lejos de las preocupaciones, lejos de los problemas, es tiempo que despiertes de tu letargo y te levantes de entre los muertos y dejes que te alumbre Cristo (efesios 5:13-14)

Es tiempo que empieces a predicar a los que conoces, es tiempo que empieces a salir a las calles y compartir de La Palabra de Dios a los incrédulos.

Dios no usa títulos, no usa nombres ni apellidos, Dios usa personas dispuestas.

El tiempo se acerca, en dónde miles de personas se rendirán a los pies de Cristo, miles de personas serán sanadas y liberadas de sus ataduras. Y no serán grandes predicadores ni personas mundialmente conocidas los promotores de estos hechos, sino niños, adolescentes y jóvenes dispuestos a entregar sus mejores años para impactar el mundo con La Palabra de Dios.

Tú serás un hacedor de Historia, la historia de cómo una nación volcó su rostro hacia Dios, de cómo miles de vidas empezaron a adorar al Dios Vivo y se sumergieron en el Gran Avivamiento que Dios está gestando en los cielos y dentro de nuestros corazones.

EL TIEMPO SE ACERCA. ¿Estás Listo?

NO IMPORTA LA EDAD

Escrito por ministeriolxc 16-04-2008 en General. Comentarios (19)


NO IMPORTA LA EDAD

En 1970, un joven boliviano fue a estudiar a los Estados Unidos. Joven, con el sueño de ser doctor, incrédulo y escéptico, anduvo un tiempo queriendo hacer realidad su futuro.

Un día, cerca de dónde vivía, observó que había un masivo grupo de personas que hablaban de cosas que no entendía. Se trataba de una campaña evangelística, liderada por la famosa Kathryn Kuhlmann. Ella era una evangelisto, famosa por sus milagros y sanidades.

Nuestro joven, al ver tanta gente, se acercó y recibió la Palabra de Dios en su corazón y entregó su vida a Cristo. Pasaron algunos días y él quería ver de cerca la cruzada de milagros de la mujer de Dios, pero no podía a causa de las multitudes que acudían a recibir milagros y sanidades.

Parado en la fila, Julio César Ruibal, este joven de 17 años, pensó que si Dios estaba dentro del lugar de reunión y sanaba dentro, también lo podía hacer desde afuera.

En ese momento, él comenzó a orar por los enfermos y el Espíritu Santo descendió y las personas que recibieron oración, fueron sanadas y liberadas. ¡Julio, con 17 años, comenzó su ministerio de sanidad y milagros a esa edad!

Luego, conoció a Kathryn Kuhlmann, quien lo bendijo y lo ungió, además de ser bautizado.

El Señor le habló claramente y le dijo que tenía que llevar La Palabra de Dios a Bolivia.
Para 1972, Julio César Ruibal llegó a la ciudad de La Paz, cargado de ilusiones, sin dinero, pero con la promesa de que Dios haría algo grande en esa nación.

Se entrevistó con personas, evangelizó a un grupo de ellos, muchos se convirtieron y comenzaron a seguirlo. En cuestión de un par de semanas, se armó una gigantesca cruzada de milagros en el Estadio Hernando Siles, con capacidad para 45 mil personas.

Durante los días de campaña no se podía prácticamente entrar al estadio, ya que habían colas de personas queriendo sanidad y milagro para sus vidas. Las colas eran de tres cuadras a la redonda.

Los milagros y sanidades se contaron por miles. Camiones sacaban camillar, muletas y sillas de ruedas del estadio, debido a la gran cantidad de gente que fue sanada.

Así se produjo el primer gran avivamiento en Bolivia.

Querido lector, no importa si tienes 12 años o 70, Dios quiere usarte grandemente para provocar un avivamiento como nunca antes se ha visto en tu país. Lo único que tienes que hacer es disponerte y creer.

Satanás siempre se ha caracterizado por poner mentiras y engaños a nuestras vidas. Las palabras "NO PUEDES", "NO SIRVES" se volvieron comunes entre nosotros, pero ya no será así.

En estos últimos días, hemos visto cómo jovencitos empezaron a orar por los ciegos y los ciegos recuperaron la vista, jóvenes orando por cáncer y el cáncer fue limpiado.

Vivimos en un tiempo donde Dios quiere derramar el último gran avivamiento para su Iglesia.
Tú puedes ser parte de él.

"Joel 2:28-29  Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne,  y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas;  vuestros ancianos soñarán sueños,  y vuestros jóvenes verán visiones.Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días."

ORA, CLAMA AL SEÑOR Y CREE.

DIOS TE UTILICE GRANDEMENTE


UN ARMA MUY ESPECIAL

Escrito por ministeriolxc 01-04-2008 en General. Comentarios (2)

Por: Rodrigo Roca

 

Hace algún tiempo, en un foro de internet, comencé a debatir con un ateo muy simpático, interesante y dedicado al estudio que contradice la creencia en Dios.

 

En un principio, me esforcé en mostrarle la veracidad de la Biblia, los hallazgos arqueológicos que muestran evidencias históricas de Jesús, de los profetas del Antiguo Testamento y muchas otras cosas que hallé muy interesante para debatir.

 

Iban pasando las semanas y él comenzaba a sacar más y más conceptos, algunos muy radicales, otros medio excentricos a la vez.

 

Y yo me enfocaba en el conocimiento de Dios, en cómo hacer para que él creyera y se rindiera a Cristo.

 

Pero él comenzaba a endurarse más y más, cuestionando todo lo que decía, demorando cada vez menos en responder a mis planteamientos, comenzando a burlarse de lo que tanto esfuerzo me costaba desarrollar.

 

Es así que una noche, mientras oraba, le pregunté al Señor por qué este ateo no se rendía a los pies de EL, del Dios Todopoderoso que conocía.

 

Sentí claramente cómo el Señor me respondió: No es con tus fuerzas, no es con conocimiento, estás errando el camino.

Pero estoy predicando tu Palabra - dije un tanto indignado.

El me respondió - No, estás discutiendo mi Palabra. ¿Cuál es la mayor de las leyes que puse para mis hijos?

La ley del amor - pensé.

El me dijo: Exacto! Ama a tu semejante y verás los resultados.

 

Guau! No podía creer que algo tan simple podría funcionar.

La verdad habia probado de todo, sin resultado alguno.

 

Es así, como me acordé de estos pasajes: 1Co 2:1-5: "Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría. Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado. Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor; y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios"

 

Así pues, le pedí perdón a mi amigo ateo por haber discutido con él, expresandole que no era ese el sentido de la Palabra de Dios y que lo amaba mucho, que era mi deseo que él pudiera conocer al Dios de amor que yo había conocido años atrás.

 

Han pasado casi tres semanas y sigo esperando respuestas de mi amigo ateo.

La verdad es que no hay poder mayor al amor de Dios.

 

Querido lector, si tienes problemas de relacionamiento, si estas lleno de conflictos internos, si dudas de Dios, entonces escudriña el amor de Dios,abre tu corazón y empieza a dejar que Dios te hable, te consuele, te llene de su Presencia.

 

Nunca olvides que el amor vence toda maldad, todo temor, todo sentimiento negativo que esté en tu contra.

 

¡Jesúshttp://ministeriolxc.blogdiario.com/img/jesuspaz.jpg  te ama!