Predicas del Ministerio LxC

EL AMOR DEL PADRE

Escrito por ministeriolxc 04-12-2008 en General. Comentarios (2)

Por Rodrigo J. Roca


Hace justamente dos semanas, tuve el privilegio de ser tío por primera vez. El ser tío era en un principio un mero trámite y no significaba nada demasiado importante para mi vida.

Inclusive al ver a mi cuñada con su barriga y todos los meses de espera, aún así no me encontraba muy emocionado, ya que era un sobrino solamente.
Al llegar la hora y ver a ese pedacito de hombre, vivo, lleno de una luz que no alcanzo a explicar, sencillamente me derretí.

Nunca imaginé que llegaría a amar tanto a alguién en tan poco tiempo. Así es que amo a mi pequeño sobrino Nicolás. En menos de dos horas de nacido, ya tenía su primer album de fotos.

A pesar que no lo veo todo el tiempo, aún así siento un amor muy difícil de explicar con Palabras.

El momento en que empecé a sentir ese amor, fue justamente cuando Dios me habló y me mostró algo que muchas veces lo pasamos por alto.

Parafraseando, dijo a mi corazón algo así como: "¿Sientes eso en tu corazón? ¿Ese amor tan grande y repentino que he permitido que sientas? Ese amor es una pequeña gota del amor que siento por cada uno de mis hijos, los que vienen a mis pies y aquellos que todavía no me conocen"

En ese momento me puse a llorar y realmente descubrí el verdadero significado y el sentido del versículo que está en Juan 3:16 "Porque de tal manera amó Dios al mundo..."

A veces leemos este verso y nos impacta, pero no llegamos a conocer la magnitud del mensaje que encierra este verso.

Dios te ame y me ama tanto, que con un amor infinito entregó a su propio Hijo a que muera por cada uno de nuestros pecados. ¿Se imaginan si tuviéramos que dar a nuestro único hijo para que muera? Realmente creo que sería devastador para cualquiera.

¿Se imaginan ese amor tan grande de Dios, nuestro Padre, que con el dolor más grande entrega a Jesús para ser humillado, avergonzado y asesinado, por amor a nosotros?

Cristo cargó cada uno de nuestros pecados pasados, presentes y futuros, ¿por qué?
Sencillo: DIOS ES AMOR. Dios no tiene amor...DIOS ES AMOR.

Cuando empezamos a caminar en el Amor de Cristo, la vida cobra un nuevo sentido. Cuando comenzamos a experimentar el Amor de nuestro Padre Celestial, nuestros pasos empiezan a ser los correctos.
Es por ello que cuando vienen los problemas, las dudas, el dolor, somos lo suficientemente fuertes para afrontar las situaciones más adversas, porque Dios nos sustenta en Su Amor.

Desde el momento en que conocí a mi sobrino, desde es mismo momento nació un amor especial por mi pequeño Mateo. Si bien no tengo el tiempo indicado en que podré verlo y tenerlo entre mis brazos, con todo ello ya estoy empezando a amarlo tanto, que es uno de los motivos para continuar luchando cada día. Ya imagino esos días de espera, cuando Dios lo mande y empiece la cuenta regresiva dentro del vientre, orando y bendiciendo su vida hasta el momento en que lo vea por primera vez y empiece un nuevo capítulo en nuestras vidas.

Pero eso es otra historia....

Dios te ama y tiene cuidado de tu vida. "Desde antes del vientre, Dios nos había conocido"...dice Su Palabra. Hemos sido amados por Dios desde antes de llegar a este mundo.

Es tiempo que empieces a conocerlo, a través de la oración, de la lectura de Su Palabra y de rodearte de personas correctas para seguir adelante.

Te animo a que le conozcas.


NO IMPORTA TU CONDICIÓN, SIGUE ADELANTE

Escrito por ministeriolxc 18-11-2008 en General. Comentarios (2)


Por: Rodrigo J. Roca


Cuando te encuentres rodeado de problemas, cuando sientas que estás perdido y sin rumbo, cuando pienses que todos a tu alrededor te han abandonado, cuando hasta tengas en tu corazón que Dios ha callado y no quiere responder, ten presente lo siguiente:

"Porque Dios,  que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz,  es el que resplandeció en nuestros corazones,  para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.Pero tenemos este tesoro en vasos de barro,  para que la excelencia del poder sea de Dios,  y no de nosotros, que estamos atribulados en todo,  mas no angustiados;  en apuros,  mas no desesperados; perseguidos,  mas no desamparados;  derribados,  pero no destruidos; llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Jesús,  para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos.
Porque nosotros que vivimos,  siempre estamos entregados a muerte por causa de Jesús,  para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal." 2 Corintios 4:6-11

Si haz recibido alguna vez Jesús en tu corazón, tienes que entender que Él habita dentro y que debes dejarte guiar en todo momento por Su Voz. Podemos estar tan mal como el autor cuando escribe estos versículos, pero siempre hay la esperanza que todo lo que nos pasa tiene un sentido lógico en el reino de los Cielos, estos es: PARA FORMAR A CRISTO DENTRO DE NOSOTROS.

El que seas hijo de Dios no te libra de pasar  dificultades, pruebas o sufrimiento. Cuando eres Hijo, tienes que ser probado en el carácter de Cristo y ese carácter es moldeado en tu vida, para que puedas ayudar a otros.

Si has venido pasando dificultades y eres un Hijo de Dios, empieza a dar Gracias por las pruebas, aunque sea difícil hacerlo y pide fuerzas al Señor. Ya verás cómo te ayudará. Sigue adelante como todos aquellos hombres de Fe que nunca se dejaron derrotar y siguieron siempre adelante, no mirando las circunstancias, sino las promesas que Dios derramó para sus vidas.

Si no tienes una relación con Dios, es tiempo que entregues tu vida a Él. Solamente tienes que decir en voz alta: "Señor Jesús, te recibo en mi corazón como mi único Señor y Salvador. Soy pecador y me arrepiento de mis pecados. Quiero ser una persona nueva. Ayúdame"

Tan simple como esto es la oración de fe en Cristo. Ahora tienes que buscar a personas que tengan conocimiento de la Palabra de Dios y así puedan ayudarte a crecer más y más espiritualmente. Sigue adelante y nunca pienses siquiera en dejar de creer. Dios tiene planes especiales para tu Vida.

Muchas bendiciones

LA LLUVIA DE DIOS

Escrito por ministeriolxc 05-11-2008 en General. Comentarios (5)

Por Rodrigo J. Roca

Los grandes hombres de Dios, a lo largo de sus vidas, han tenido que atravesar pruebas tremendas. Las pruebas en nuestras vidas son como desiertos, tiempos de soledad que nos ayudan a madurar emocional y espiritualmente.

Muchos de nosotros somos sustentados en estos tiempos con raciones pequeñas de fé.
Cuando Dios empieza a hablarnos, manda una lluvia de su Espíritu que nos fortalece, nos ayuda a sobrellevar las cargas más pesadas y nos transporta de victoria en victoria.

La lluvia de Dios es sinónimo de fortaleza, de entrega, de constancia, de fe puesta a prueba.
La lluvia de Dios cae cuando nosotros empezamos a depender caa vez más de Dios y no de nuestros propios pensamientos, sueños, anhelos.

La lluvia de Dios cae cuando empezamos a hacer oración constante y entramos en adoración y alabanza a Él. Cuando tenemos intimidad con Dios, Él derrama la lluvia sobre nuestras vidas.

Si quieres lluvia de Dios en tu vida, empieza a clamar a Jesús, desarrolla una relación más íntima con Él y verás bendiciones y victorias en tu vida.

¿QUÉ ESPERAS?

HAY UN NOMBRE NUEVO PARA LA ETERNIDAD

Escrito por ministeriolxc 25-10-2008 en General. Comentarios (1)

Por: Rodrigo J. Roca

Han habido tres personajes a lo largo de las historia Bíblicas que han impactado la Historia:
Abraham (Génesis 17)
Israel (Génesis 35)
El Apóstol Pablo (Hechos 9 en adelante)

Cada uno de ellos impactó su generación y escribió páginas y más páginas de bendiciones para todas sus generaciones venideras.
Cada uno de ellos vivió en épocas diferentes, en situaciones diferentes, pero cada uno de ellos tenía un par de cosas en común.

Primero: Ellos recibieron un llamado de Dios
Segundo: Ellos recibieron una nueva identidad en Dios

Abraham se llamaba antes Abram y su nombre cambió porque en su identidad él sería padre de muchedumbres (Génesis 17:5)

Jacob recibe su identidad peleando con el Ángel en Peniel, buscando su bendición y su nombre cambia porque en su identidad él había peleado con Dios y había vencido (Génesis 32:28).

Pablo antes se llamaba Saulo, que aunque es una versión Griega de Pablo, Dios le cambia la identidad ya que no pertenecería más al mundo, sino sería PABLO (que significa pequeño), un nombre acorde a las grandes locuras santas que haría por causa del amor a Cristo.

Dios te tiene preparado un nombre para toda tu eternidad. Cuando recibimos el llamado de Dios, entonces recibimos nuestra identidad como Sus Hijos.

Ya no te llamarás más David el mentiroso, ni Diego el mujeriego. Dios te dará un nombre especial en Su Reino, te dará una identidad que te ayudará en tu caminar diario.

Es tiempo que te atrevas a conocer más de Jesús, a escuchar acerca de lo que tiene para decirte.

Muchas bendiciones.

¿ERES PARTE DEL 25%?

Escrito por ministeriolxc 17-10-2008 en General. Comentarios (1)

Por: Rodrigo J. Roca

Cuando leemos la Parábola del Sembrador en Mateo 13, muchos de nosotros solamente atinamos a recibirla como una parábola complicada más, de las que estaba acostumbrado Jesucristo a predicar. Te aconsejo que leas y meditas este capítulo para lo que viene a continuación.
Esto encierra un misterio revelado a los que tienen un corazón dispuesto a escuchar.

Es por eso que sabemos que existe una Semilla que representa el 100% de las personas, La Palabra de Diosy cuatro tipos de terreno:
Fuera del Camino (25%), Pedregales
(25%), Espinos (25%) y la Buena Tierra (25%). Todo esto es simbología de los corazones que toman la Palabra.
Los de fuera del Camino
(25%) son aquellos que toman la Palabra a la ligera y no llega a ser sembrada en sus corazon y por ello se pierden.
Los de los pedregales
(25%) son aquellos que escuchan la Palabra y se emocionan, pero una vez pasa la emoción, se desaniman y tienen la opción de irse de la Presencia de Dios o vivir una vida al borde, ni en el mundo ni en La Iglesia.
Los de los espinos
(25%), son los miembros de Iglesia, los hombres y mujeres que viven su vida siguiendo una doctrina, con buenas intenciones o no, llena de errores según los Planes de Dios.
En este grupo se encuentran la mayoría de las personas que tienen años dentro de la Iglesia.
Significa lo siguiente: una semilla nace entre espinos y crece, pero los espinos le impiden desarrollarse y dar frutos. Esto pasa con los cristianos, los hijos de Dios que se han sumido más en sus preocupaciones, en su afán de ser los más preparados, los más estudiados, los más ricos y reconocidos, pero que no dan frutos para el reino de Dios. Muchas veces no es simplemente el pecado oculto que podemos cargar, lo que hace que no demos fruto, muchísimas veces son las motivaciones de nuestro corazón, que aunque nos parecen buenas, no van con los planes que Dios nos ha dado.

Por otro lado, muchos de nosotros nos metemos en nuestros propios problemas: mi vida, mi propósito, mi sueño, mi,mi,mi,mi....olvidando que esos no son los frutos que Dios quiere para nosotros.
La vida cristiana se resume en frutos: frutos personales y frutos para el reino de Dios. Los frutos personales: amor, gozo, paz, paciencia...etc. que son los frutos del Espíritu Santo para nosotros.
Los frutos para el reino: Se resumen en VIDAS GANADAS para Dios.
Cuando Dios nos llame a su Presencia, nos va a preguntar: ¿Qué frutos diste para mí?
¿Que le responderemos?
"Tenía mi grupo de alabanza, asistía todos los domingos a la Iglesia, daba muchas ofrendas, era miembros del ministerio de prejuveniles...etc."

Dios seguramente nos hará esta pregunta específica: ¿Cuántas vidas ganaste para mi reino?
Entonces diremos seguramente: "Pero es que tenía que prepararme antes, tenía muchas actividades en el colegio, en la universidad y no tenía tiempo para predicar" "Es que ese no era mi llamado, mi llamado era otro" "Pero es que tenía que tener primeramente una excelente profesión, un reconocimiento, un trabajo estable para poder luego servirte"

La verdad es que yo no tengo exactamente la respuesta que nos daría Dios, pero por lo menos pienso que se sentiría muy decepcionado de nosotros.

Los que han sido sembrados en buen terreno
(25%), son aquellos que se atreven a impactar la historia, son aquellos que se lanzan a tomar las llaves del reino de Dios y provocan el caos en el infierno. Personas con defectos, con debilidades, con pecado, pero que no dejan ni un momento sus propósitos, sino que siguen avanzando, pensando siempre que Dios es el que tiene el control de todo, a pesar de las situaciones adversas. Este pequeño 25% es el que cambia la historia de los colegios, de las universidades, de las familias, de las ciudad y de las naciones.
Personas que ya no se enfocan en sus propios sueños, sino que empiezan a seguir los sueños de Dios, los planes y propósitos que Dios ha preparado para ese pequeño grupo de locos x seguirlo.

Es tiempo que dejemos de lado nuestro pensamiento de: "Quiero esto o esto, necesito hacer esto o aquello, no tengo tiempo, tengo que pensar en mi futuro, me gusta esta o este, mis cosas, mis dudas, mis temores, mi,mi,mi"
Tenemos que enfocarnos en ganar almas para el Señor, ya que esta es la Gran Comisión que Dios nos ha dado a todos, predicar la Palabra a todos.

La Palabra de Dios dice "el que gana almas es sabio". Salomón fue el hombre más sabio de todos y se le dio además conocimiento, riquezas y muchos otros talentos.

Gana almas para Dios, enfocate solamente en eso y Dios suplirá las demás necesidades.

OJO: Por favor, no malentiendas esto, no digo que prepararse sea malo, que tener sueños y aspiraciones sean pecados, sino que si ponemos nuestros ojos en esto y no en Dios, entonces estamos poniendo nuestras cosas en primer lugar, antes que en Dios. Esto es idolatría.


Dios te bendiga y toque tu corazón, para que puedas ser sabio, es decir, ganador de almas para Cristo y vengas a estar dentro del selecto grupo del 25%.