Predicas del Ministerio LxC

EL SER VERDADERO


Por: Rodrigo J. Roca

 En la edad media nacía enItalia la celebración del baile de máscaras. En Venecia es hasta hoy, una delas fechas donde se expone la gran variedad de ellas, mostrando su belleza, suencanto, su misterio. Lo acompañan vestidos ostentosos, peinados bienornamentados.

Estas máscaras se usabanpara que las personas dieran la apariencia de belleza, aunque no la tuvieran enrealidad.

¿Sabías que esto mismoestá pasando hoy en día, especialmente entre los cristianos en la Iglesia del Señor?

No me refiero a losatuendos con que la gente asiste a las diferentes reuniones o cultos, sino a lafachada que las personas dan a conocer a todos por fuera para recibir honra,amor, aceptación, mientras que por dentro son personas totalmente diferentes.

Cada uno de nosotrosusamos máscaras en el día a día, para no mostrar en realidad quienes somos.

Alabamos al Señor en loscultos y nos revolcamos en el lodo del pecado, cuando “nadie” nos está mirando(como si El Señor no viera lo que hacemos).

Hablamos de santidad y deguardar nuestras vidas para Dios y nos prostituimos con cualquier situación queagrade nuestros sentidos.

Pregonamos el guardarnuestro corazón como el mayor de los tesoros y lo entregamos a la primerapersona que nos pinta el mundo de colores.

Nos volvemos conocedoresde la Iglesia,pero no conocemos al Dios de la Creación, a Jesucristo.

Con mucho dolor, yo hevivido esto que ahora te comparto. Poniéndome máscaras en mi vida para que laspersonas reconocieran “quién” era o que me aceptaran, mientras en la soledad,El Señor veía cuán inmunda era mi vida y cuán despreciables eran mis actitudesdelante de Sus Ojos.

Apocalipsis 3:15-19 nos adelante acerca de quiénes somos en realidad.Muchas veces pensamos que lo más importante de todo es nuestra vida y eso esfalso. Nos dedicamos a una vida que gire a nuestro alrededor, llenándonos detítulos complicados, de cosas que satisfagan nuestra propia vida, de unapeligrosa comodidad. Esa es la tibieza de la que habla el Señor.

Una vida tibia es unavida acomodada, una vida destinada a no complicarnos con las grandes “locuras”de Dios para nuestras vidas. Es pensar demasiado en nuestro futuro, a pesarinclusive de que Dios nos haya dado las instrucciones debidas para nosotros.

Incluso, según nuestravisión, podemos ser “exitosos”, “prósperos”, llenos de “bendiciones” de Dios.

Cuando no estamos en elCamino que Dios quiere para nosotros, no tenemos nada en realidad.

Apocalipsis 3:17 “Porque tú dices: Yo soyrico,  y me he enriquecido,  y de ninguna cosa tengo necesidad;  y no sabes que tú eres un desventurado,  miserable, pobre,  ciego y desnudo”

 

En este pasaje Dios no lehabla a las personas del mundo, sino que habla a sus hijos, la Iglesia en general.

Las máscaras ocultan laesencia de quiénes somos realmente y muchas veces las llevamos puesta tantotiempo, que creemos que lo que vemos es lo real, mientras en lo ocultocontinuamos haciendo barbaridades y sembrando maldiciones para nuestrasgeneraciones.

Es por eso que seguimoscon la maldad de nuestros corazones (fornicaciones, murmuraciones, divisiones ycontiendas, masturbación, iniquidad, malos pensamientos, religiosidad,vanagloria, orgullo, sensualidad, mentiras, celos, etc.)

¿Qué debemos hacer entonces para que caigan lasmáscaras de nuestras vidas y seamos reales, caminando una vida que agrade aDios?

Apocalipsis 3:18  “Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego,  para que seas rico,  y vestiduras blancas para vestirte,  y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez;  y unge tus ojos con colirio,  para que veas.”

 

Lo primero que debemoshacer es arrepentirnos y empezar a buscar su Presencia.

Debemos comprar ororefinado en fuego (es el Espíritu Santo que entra en nuestra vida y empieza aquemar toda Obra de maldad de nosotros)

Vestiduras blancas(Buscar la Santidadpara estar en Presencia de Dios en todo momento y recibir poder para cambiarnuestra historia)

Ungir nuestros ojos concolirio (Son los hábitos sanos en nuestra vida: lectura de la Palabra, oración ycomunión con los hermanos)

Es importante recalcarque en este verso, dice que una vida de Santidad permite que nuestra vergüenza(debilidades) sea descubierta. Esto es: en la medida que desarrollamos unarelación íntima con Dios, El Señor nos da cobertura para fortalecer nuestrasdebilidades, para que Satanás no las descubra y no tenga autoridad paraacusarnos.

Es el tiempo queconsagremos nuestras vidas cada día más al Señor. Es el tiempo que ya nogiremos en torno a nuestros egos, sino que empecemos a preguntar a Dios qué eslo que quiere con nuestras vidas.

Además vivir por la Gran Comisión, elllevar en todo momento al conocimiento de Cristo a las personas que aún no loconocen. Un Dios grande, amoroso y misericordioso que nosotros deberíamos conocermuy íntimamente.

Comentarios

Rodrigo, gracias, gracias a Dios y a vos por tus ensayos mientras pueda, aplicar lo que nos corresponde porque queremos creer en lo que no es: apariencia, vida social,... y tus reflexiones han movido mi conciencia y me sirve como cadena de bendición.

los felicito,esta enseñanza es de gran ayuda para aclarar a la iglesia de la gran mentira,hipocresia y falsedad en la que vive,ya que en la gran mayoria dicen vivir en santidad y ser cristianos cuando lo unico que son "fariseos".Esta enseñanza es una leccion de vida para que de corazón busquen al Señor por el bien y la salvaciòn de aquellos que parecen no temerle.....gracias a Dios la salvaciòn es personal........ que Dios los bendiga siempre,sigan adelante,perseverando porque Dios está con uds.

Añadir un Comentario: