Predicas del Ministerio LxC

DAR PARA RECIBIR

http://ministeriolxc.blogdiario.com/img/logolxc.jpg

 Dar para recibir

Por: Rodrigo J. Roca

 

Dinámica: Lo que quiero recibir y lo que me gustaría dar

Objetivo: Mayor intimidad entre las personas; saber lo que hay dentro de sus corazones

Materiales: Corazones de papel

Instrucciones: Se agrupa a los jóvenes y se les reparte los corazones de papel; luego se les pide que se presenten y que luego digan lo que les gustaría dar a una o varias personas del grupo. Luego dice lo que le gustaría recibir (Máx. 15 minutos)

 

 

Jesús y Zaqueo (Lucas 19:1-9)

Al analizar esta historia, podemos ver claramente la siguiente figura: Zaqueo, una persona reconocida  importante, tenía un vacío tremendo en su vida. Tenía una necesidad, una carencia que debía ser llenada... y era conocer a Jesús. Muchos de los que llegamos a los Caminos del Señor, quizás todos, llegamos teniendo una o infinidad de necesidades, venimos a recibir, a llenar nuestros vacíos emocionales, espirituales y quizás materiales. El caso de Zaqueo, una persona muy rica (V.2), estudiosa, quizás muy inteligente, era que su deseo era conocer al Mesías, a ese Jesús del cual tanto hablaban en las salidas de las sinagogas, en los lugares públicos y privados, en fin, en cada rincón de la tierra conocida por ese entonces. Hoy en día, sucede exactamente lo mismo: cada uno de nosotros empezamos a escuchar acerca de lo el Señor hizo en la vida de fulanito o cómo fue que menganito sanó de sus enfermedades, y nosotros también queremos saciar nuestras necesidades.

Zaqueo no era la excepción. Su problema era que su estatura y la multitud, le impedía acercarse a Jesús (V.3). Lo mismo sucede con la mayoría de nosotros, al momento de empezar a acercarnos a Cristo. Cada uno de nosotros tenemos muchas limitaciones, muchos defectos: Mal genio, hábitos compulsivos y vicios, amarguras, rencores, traumas, etc. Aparte de todo, “casualmente” desde el momento en que queremos enderezar nuestro caminar para conocer cara a cara a Jesús, siempre habrá una multitud de personas y circunstancias que intentarán impedirnos que lleguemos hasta los pies de Cristo.

La ventaja que tuvo Zaqueo fue que no se quedó atrapado por la multitud, sino que avanzó con coraje y determinación hasta subirse a un árbol enorme, un sicómoro, porque necesitaba conocer a Cristo, necesitaba tener un encuentro más cercano con Él. Muchos de nosotros, al primer obstáculo, ponemos reversa en nuestro carro espiritual y volvemos atrás, a nuestra vieja manera de vivir. ¡ Una vez que avanzamos en dirección de Jesucristo, el retroceder no debe ser un opción en nuestro vocabulario! Repita conmigo: ¡Retroceder no es una opción para mi vida!  (Hebreos 10:39) “Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma”

 

¿Y que fue lo que sucedió con nuestro querido Zaqueo? El mismo Jesucristo lo llamó para que lo sirva. Al decir desciende, no solamente le decía que baje del árbol al cuál se había subido, sino creo que también le decía, acepta tu llamado, baja de tu pedestal y aprende lo que es verdaderamente ser un seguidor mío, empieza a servirme.

Muchos de nosotros, hemos empezado a venir a los cultos, con el único objeto de recibir Palabra, consuelo, ayuda y llenar nuestros vacíos interiores. Pero también, muchos de nosotros, al momento de empezar a servir en La Obra de Dios, hemos puesto infinidad de excusas. Esto no debe ser así; si el mismo Jesucristo siendo Dios, fue el mayor de los ejemplos de lo que es ser un siervo para El Reino de Dios, ¿cuánto más nosotros, hombres que hemos sido redimidos, liberados de la muerte y llamados a ser los escogidos, los sacerdotes, los coherederos con Cristo?

Al recibir el llamado de Jesús, Zaqueo no dudó en seguirlo. Descendió aprisa y lo hizo gozoso, es decir con gozo, con alegría de poder conocer a su Señor. En nuestro caminar en Cristo Jesús, esto no debe ser una excepción. Quizás alguno de nosotros nos encontramos en dificultades, al momento de venir a servir en la Obra de Dios, quizás sentimos flojera, o hacemos las cosas de mala gana. El hecho de tener gozo en nuestro corazón y disposición para servir en la Obra de Dios, refleja que queremos realmente conocer a Cristo. ¿Y qué pasó con nuestro amigo Zaqueo? Al comenzar a seguir a Jesús, la gente empezó a murmurar, a hablar mal de él. Cuántos de nosotros empezamos a trabajar en la Obra de Dios y no faltan las personas que nos critican, que nos intentan desmoralizar. Conocidos, amigos, familiares, seres muy queridos, seudo cristianos y no creyentes, todos son utilizados por Satanás para evitar que nosotros cumplamos la misión que Dios ha puesto para cada uno de nosotros (Juan 10:10) “El ladrón no viene sino a robar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia”

 

Hasta acá podemos darnos cuenta de la importancia de escuchar el llamado de Dios para nuestras vidas. Cuando mayores son los problemas que empecemos a tener, desde el momento en que empecemos a trabajar y seguir al Señor, alegrémonos, porque significa que Satanás está furioso con nuestra vida e intentará hacernos tropezar. Esto no debe desalentarnos, por el contrario, debe alegrarnos saber que El Señor ya venció a Satanás y lo ha puesto bajo nuestros pies (Lucas 10:19) “Os doy potestad de pisotear serpientes y escorpiones y sobre toda fuerza del enemigo y daña os dañará”

 

Más adelante, Zaqueo habla con Jesús y le dice que el ya está ayudando a los pobres y necesitados, y que si es necesario, donará más a los necesitados. ¿Creen que Jesús realmente se fijó en lo que Zaqueo ayudaba a los pobres? Si bien es importante hacer Obra social, muchos de nosotros nos confiamos en que ayudando de vez en cuando, sacrificando nuestro tiempo en ayudar, ya tenemos el cielo comprado.

 

Jesús le responde que la salvación entró en su casa, le responde que aunque Zaqueo estaba perdido, Jesús lo encontró y lo rescató de la muerte. Vemos que lo que realmente quería el Señor de Zaqueo era su corazón (Apocalipsis 3:20) “Yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él y cenaré con él y él conmigo”

 

Querido hermano, debemos abrir nuestro corazón al Señor; lo primero y lo más importante que podemos darle a Cristo es nuestro corazón, dejar que Él gobierne nuestro corazón, nuestra vida.

 

Zaqueo lo entendió así, dio todo de él para conocer a Cristo y servirlo...¿Y qué recibió a cambio? La Salvación para él y su casa, la vida eterna.

 

Si sientes que tu vida es como la de Zaqueo, que hay vacíos en tu corazón que deben ser llenados, entrégale al Señor tu corazón y comienza a servirlo en Su Obra, así podrás conocerlo y verás lo real que es. Puedo asegurarte, que en mi vida, he visto de manera más real a Dios manifestado al momento de estar sirviendo en La Obra, cuando oramos y las oraciones de Dios son contestadas, cuando leo La Palabra y se hace real en mi caminar, cuando sirvo en las alabanzas y siento Su Santo Espíritu derramarse con Poder sobre su pueblo, cada momento del día.

Si ya estás trabajando en La Obra de Dios y sientes que en estos momentos estás aquí sirviendo por costumbre o tienes desánimo, no te preocupes, solamente entrega tu corazón completo a Cristo, ríndete a Sus Pies y el hará. (Salmo 37:5) “Encomienda tu vida a Jehová, confía en Él y Él hará”

 

Cristo está esperando que entregues tu corazón. Deja que El Espíritu Santo entre y more dentro tuyo. Sobre todo, ten en cuenta que no importa lo que pase, cuántas pruebas vengan, el amor de Cristo que derrama sobre tu vida es para siempre. (Romanos 8: 38-39) “Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte ni la vida, ni ángeles ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo porvenir, ni lo alto no lo profundo, ni ninguna otra cosa creada, nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo, Señor nuestro”

Comentarios

Felicitaciones, por este comentario tan maravilloso y por presentar por medio de este pasaje bíblico las grandes bendiciones que Dios tubo para Zaqueo y que ahora son para todo el pueblo del Nombre de Jesús por favor seguir enviando mas mensajes referentes a OBRA SOCIAL DLB.

Dios les bendiga

DIOS LES BENDIGA HERMANOS EN CRISTO, QUIERO DECIRLES QUE ES UNA BENDICION ESTA PREDICA SOBRE ESTE RECOLECTOR DE IMPUESTOS, SERIA POSIBLE QUE ME ORIENTARA SOBRE UNA PREDICA SOBRE SERVIR A DIOS POR SOBRE TODAS LAS COSAS Y A COSTA DE LO QUE SEA, SE LOS AGRADECERIA, Y QUE DLB.

DIOS LES BENDIGA MIS HERMANOS, ME PODRIAN COLABORRA CON TEMAS SOBRE LA OBRA SOCIAL. DIOS LES BENDIGA

exelente reflexión!! Saludos, Bendiciones

Gracias a Dios porque Jesús vino a este mundo a buscar a los perdidos, a los derrotados, a los que se han cansado de luchar sin conseguir nunca la victoria. Si usted es uno de ellos alégrese y alabe el nombre del Señor, porque Él vino precisamente por usted.

HOLA HERMANOS EN CRISTO.. ME PODRIAR AYUDAR DANNDOME UNA IDEA COMO QUE DINAMICA USAR PARA ADOLESCENTES SSOBRE LA REFLEXION DE DAR PARA RECIR...LE AGRADECERE MUCHICIIIMOOO...QUE NUETSRO SEÑOR LOS BENDIGA...OAJAL ME RESPONDAN...

ja q el señor los bendiga y sigan siendo luz para otros q estan en tinieblas,un fuert abrazo en cristo

me encanto esta reflexion sobre este hombre llamado zaqueo,ojala todos pudieramos ser como el iii ir con impetuo hasta el señor y q d cualquier manera,cueste lo q cueste resivir d su amor y su precensia

HA SIDO DE MUCHA BENDICION ESTE MENSAJE GRACIAS POR ESTAR LOCOS POR CRISTO YO TAMBIEN LOS BENDIGO EN EL NOMBRE DE NUESTRO SEÑOR Y SALVADOR JESUCRISTO AMEN.

Añadir un Comentario: